Descubre porqué comer con conciencia te ayuda a perder peso

comer con conciencia

Comer con conciencia te ayuda a saber cómo y porqué comes de la manera en que lo haces, a disfrutar del momento y a controlar tu peso.

Lejos quedó el tiempo en que se creía que, para perder peso, bastaba con seguir una dieta hipocalórica. Hoy se sabe que el mejor modo de adelgazar es aquel que combina distintas estrategias simultáneamente que impliquen el cuerpo, la mente y el ambiente que te rodea.

Por ejemplo, a nivel físico, puedes hacer ejercicio y seguir un plan de alimentación que contemple tu día a día. Y tu mente qué papel juega, ¿Es tu aliada o tu enemiga cuando te propones perder peso?

Recuerda que los pensamientos, recuerdos, emociones acuden a ti sin pedir permiso y pueden influir sobre el tipo de alimentos que tomas, la cantidad o los motivos por los que comes. Comer con conciencia o lo que es lo mismo, Mindful eating, te puede ayudar a controlar los distractores internos que te hacen comer más de lo que necesitas.

Si observas a las personas mientras comen verás patrones de conducta que se repiten:

  • Los que comen deprisa, sin saborear los alimentos, mezclando unos con otros y engulléndolos como si buscaran llenarse lo antes posible. Por lo general, mientras mastican ya están cortando el próximo bocado.
  • Quienes comen sin apenas darse cuenta, mientras ven la tele o hacen cualquier otra cosa, sin ser del todo conscientes de la cantidad que están comiendo.
  • Otros comen por motivos puramente sociales, independientemente de si tienen hambre o no.

 En qué consiste comer con conciencia

  • Comer con conciencia implica centrar tu atención plenamente en lo que estás haciendo y en nada más. Por este motivo, es preferible apagar la tele y cualquier otra distracción y centrarte exclusivamente en la comida.
  • Presta atención.Observa los alimentos que tienes delante, su color, su apariencia, siente el calor que procede del plato, sé consciente de ellos. Cuando te dispongas a comer, deja todo lo demás de lado y céntrate solo en lo que estás haciendo.
  • Redirige tu mente.Mientras estás comiendo, no te distraigas con los pensamientos que asalten tu mente. Vuelve a centrar tu atención en la comida.
  • Saborea los alimentos.Come con tranquilidad, sin prisas, saboreando cada bocado, aprecia su textura, su temperatura, su sabor, mastica con calma.
  • Haz pausas entre bocado y bocado y bebe agua.
  • Tómate tu tiempo, procurando tardar al menos 20 minutos en comer. Si comes demasiado deprisa, las señales de saciedad pueden llegar a tu cerebro cuando ya hayas comido más de la cuenta.
  • Deja de comer un momento y pregúntate ¿Necesito seguir comiendo o lo hago para terminar el plato?
  • Entre comidas, cada vez que sientas el deseo de comer pregúntate si es realmente hambre o es tal vez ansiedad, aburrimiento, tristeza u otra emoción que tratas de hacer desaparecer comiendo. En ese caso podrías, por ejemplo, usar estrategias para afrontar la ansiedad en vez de salir corriendo al frigorífico.

Qué te puede aportar  comer con conciencia

#1. No supone un esfuerzo especial.

#2. Descubrirás cuáles son tus límites propios para alcanzar la saciedad.

#3. Aprenderás a controlar el tamaño de las porciones.

#4. Podrás diferenciar entre el hambre real y el hambre emocional.

#5. Serás más consciente de lo que comes y porqué lo haces.

Cuando hayas practicado durante un tiempo este nuevo modo de comer, se acabará convirtiendo en un hábito que te ayudará a alcanzar y mantener tu peso deseado a lo largo del tiempo con mucha más facilidad y de un modo más natural.

Y tú, ¿Eres conciente cuando comes? ¿Disfrutas o engulles tu comida?

Puedes compartir tu experiencia en los comentarios.

Tu acción hace el futuro

 

 

2 comentarios
  1. Evo
    Evo Dice:

    Perder peso no es el fin en si mismo sino la consecuencia logica y creo que lo transmite perfectamente en la entrada. La parte personal es importante y requiere compromiso con uno mismo. La otra parte fundamental es la “técnica”: conocer las propiedades de los alimentos para saber Qué y Cuánto comer (dentro del limite que libremente te marques). Comer es un momento personal y no dejo que haya preocupaciones

    Responder
    • Dr. Alberto Lafarga
      Dr. Alberto Lafarga Dice:

      Me alegra saber que entiendes la alimentación como un acto respetuoso hacia uno mismo. Es justo lo que intentaba transmitir.
      Gracias por escribir, Evo.
      Un abrazo.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *