,

¿Qué haces cuando fumas?

cuando fumas

Cuando fumas consumes tiempo y salud, dos bienes irrecuperables que, erróneamente, pensamos que siempre van a acompañarnos. Si estás esperando el momento ideal para dejar de fumar piensa que no surgirá de la nada. Ese momento lo creas tú.

El precio del humo

Cuando fumas  aspiras  el humo del tabaco y del papel, consumes  arsénico, alquitrán, más de 4000 sustancias tóxicas, que no son pocas, y entre ellas la nicotina que tiene un poder de adicción similar al de otras drogas como la heroína o cocaína.

Cuando fumas consumes tu tiempo, ese que no vuelve a repetirse. Si un cigarrillo encendido dura 5 minutos no es difícil imaginar las miles de horas que has dedicado a fumar mientras se las quitabas a otras actividades para las que creías no tener tiempo, jugar con tus hijos, dar un paseo respirando aire puro, hacer ejercicio físico…

Cuando fumas te quitas vida. En un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicinese determinó que una persona puede perder hasta 10 años de vida por fumar y que la tasa de mortalidad de una persona fumadora es tres veces mayor que la de una persona que no fuma.

Cuando fumas consumes la confianza que tienes en ti mismo para superarte, para plantearte retos, para crear una mejor versión de ti mismo/a.

Cuando fumas, inviertes tu dinero para engordar la cartera de las empresas tabaqueras que destacan por ser las únicas empresas del mundo que matan a la mitad de sus clientes. Ellas funcionan gracias a ti.

Cuando fumas crees que obtienes paz, tranquilidad, concentración, que te ayuda en tu trabajo y a dominar distintas situaciones. Puede ser incluso, que conozcas fumadores que llegan a ancianos. ¿Tú puedes asegurarte una suerte igual? No olvides que sólo ves a los que llegan, a los que han muerto a causa del tabaco no los ves envejecer.

¿Se puede dejar de fumar?

Dejar de fumar no es un hecho puntual o aislado; dejar de fumar es un proceso. Un proceso en el que pueden distinguirse una serie de fases o etapas sucesivas, que es conveniente saber reconocer, y así orientarnos en la clase de ayuda que precisa el fumador para abandonar el tabaco.

Si eres fumador y quieres dejar de serlo para evitar los riesgos que esto implica en tu salud y, para disfrutar de los beneficios que se derivan de ello, te invito a que conozcas nuestro programa Sin Humo ya que la intención y la voluntad no siempre son suficientes.

Si te crees capaz de hacerlo por ti mismo, HAZLO YA. No esperes el momento ideal que pudo haber sido hace 10 años. No dudes que el segundo mejor momento es hoy.

Tu acción hace el futuro

 

 

2 comentarios
  1. José Antonio
    José Antonio Dice:

    Quisiera hacer una o más bien unas cuantas puntualizaciones con respecto a la referencia hecha a las tabacaleras en su post, en primer lugar quien engorda su cartera y muy bien es el ESTADO, ya que, por si no lo sabe le informo de que el 80% del precio de la cajetilla es impuesto que va a las arcas españolas íntegramente, en segundo lugar indicar que es un producto LEGAL y a quien se debería pedir responsabilidades sería a SANIDAD que permite la venta de un producto tan dañino, en tercer lugar decir que ninguna tabaquera incita, alienta, publicita el consumo de tabaco, así que quien decide hacerlo, lo hace de manera VOLUNTARIA, y por último me parece el colmo de la manipulación decir que son las únicas empresas que “matan” a sus clientes, que pasa entonces con las empresas automovilisticas, alcoholicas, químicas…? Antes de hacer una acusación tan grave se debería ser ante todo conocedor de alguno de los puntos referidos anteriormente y no cebarse única y exclusivamente con las tabaqueras. Espero que ayude a mucha gente que al igual que eligió empezar a fumar, lo deje. Un saludo

    Responder
    • Dr. Alberto Lafarga
      Dr. Alberto Lafarga Dice:

      Gracias por tu comentario ya que me da la posibilidad de aclarar ciertas cuestiones.
      En primer lugar, es verdad que en España el 80% de lo que cuesta una cajetilla acaba en manos del Estado, lo que viene a ser alrededor de unos 4.000 millones de euros al año.
      Si tenemos en cuenta el gasto sanitario, el hábito de fumar le supone anualmente al Estado un coste de unos 8.000 millones de euros, según los cálculos realizados por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, entidad que representa a más de 40 sociedades científicas y asociaciones profesionales del ámbito sanitario español.
      Afortunadamente, desde la prohibición de fumar en espacios públicos cada año se fuma menos y por lo tanto, la recaudación que proviene del impuesto al tabaco viene cayendo en picado; pero la incidencia de las enfermedades ligadas al tabaquismo no se reduce a la par con la misma inmediatez. En ocasiones son enfermedades crónicas que se prolongan tras dejar el tabaco, y las patologías aparecen años después de que se fume.

      Hay también costes sociales y laborales añadidos que suponen alrededor de 7.000 millones de euros, 6.000 de ellos por pérdidas de productividad según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo.
      Por lo que puedes ver, eso de que al Estado le compense el tabaquismo es un MITO.
      En segundo lugar, como bien dices, el tabaco es una droga legal. Por lo tanto, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad no es quién permite o deja de permitir su venta. Existe evidencia avalada por organismos científicos internacionales y nacionales que informan sobre los riesgos en la salud propia y de terceros (fumadores pasivos, principalmente niños) que produce el consumo del tabaco. Luego, cada persona tiene la facultad de actuar de una manera u otra, inclusive de no actuar. Es lo que conocemos como libertad y queda recogido en el artículo 1 de la Constitución.
      En tercer lugar, no sé a qué te refieres con lo de las empresas automovilísticas y químicas pero te aseguro que soy un claro defensor de la NO promoción de la salud a partir del consumo de bebidas alcohólicas, sean las que sean y en la cantidad que sea.
      Por último, no intento controlar el comportamiento de mis lectores ni eliminar su capacidad crítica o de autocrítica, por lo que no me considero un manipulador como tú comentas.
      Mi intención a través del blog es apelar a la conciencia individual para que a partir de ella, cada uno se responsabilice de sus acciones dejando de buscar culpables fuera y ejerciendo el rol de líderes en sus vidas.
      Gracias por tus deseos.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *