Ponerse a dieta no es buen propósito para el 2017

ponerse a dieta

Cada vez que arranca un año, ponerse a dieta es uno de los propósitos más repetidos por miles de personas de distintas partes del mundo…Digo yo, ¿otra vez? ¿cuántas van ya?

Las estadísticas señalan que el 81% de los españoles fracasa al ponerse a dieta, a pesar de que el 76% reconoce no estar contento con su peso.  Son varios los motivos que están detrás de estas desalentadoras cifras, pero en mi opinión, las dietas no sirven. Lo que sí funciona es aprender a comer bien y para ello es básico convertir las intenciones en metas.

 ¿Qué diferencia hay entre unas y otras?

Las intenciones son ideas, deseos que se te pasan por la cabeza, pero que no has llevado al terreno de las acciones. Las metas, es lo que consigues cuando conviertes tus sueños en objetivos bien definidos, acompañados con un plan de acción concreto.

A través de nuestro Programa Baja Conmigo vemos que las personas obtienen un mayor éxito cuando se comprometen con objetivos a corto plazo y que han escogido por ellos mismos. Es decir, nadie se los ha impuesto. Por lo tanto, si eres parte de quienes se han propuesto ponerse a dieta, antes de que te lances a comprometerte con cualquier cambio, reflexiona sobre esta pregunta:

¿Qué es lo que hace que merezca la pena hacer el esfuerzo de mejorar tu alimentación?

Eso solo lo sabes tú, es algo tuyo, exclusivo, personal. Debe nacer de ti y solo puedes decidirlo tú. Piensa para qué lo vas a hacer y qué aspecto de ti y de tu vida van a mejorar cuando lo consigas. Reflexiona sobre la sensación que te producirá saberte capaz de hacer de hacer algo por y para ti.

Aprovecha ahora, que aún estás impregnad@ de la energía que caracteriza al mes de enero y proponte mejorar tu alimentación e incorporar hábitos de vida saludable.

Como te comentaba, necesitas concretar metas a corto plazo en las que concentrar toda tu atención. Si no lo haces, mañana te levantarás sin saber en qué aspectos enfocar tu energía lo que hará que ésta se disperse y acabes por no conseguir nada. Por ejemplo, puedes plantearte pequeños cambios como comer mas verduras y frutas, organizarte para comprar y cocinar con antelación y así no recurrir a alimentos precocinados, empezar a servirte raciones más pequeñas… Una vez que los definas, céntrate en conseguirlos, y si no puedes, sabes que puedes contar conmigo. Te aseguro que la suma de los pequeños cambios te aportará una gran recompensa digna de celebrarlo por todo lo alto.

Ponerse a dieta no es buen propósito para el 2017, comer bien sí.

 

Tu acción hace el futuro

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *