¿Por qué es tan difícil dejar de fumar?

dejar de fumar

“Al fumar sentí una sensación de ahogo, tos, náuseas, mareos y un desagradable sabor en la boca”.

Así recuerdan la mayoría de fumadores su primer cigarrillo, y, los no fumadores que después de probarlo con cierta intriga, decidieron abstenerse de por vida.

Luego del primero viene otro y otro hasta que los agentes químicos presentes en el humo del cigarrillo provocan una adicción a la nicotina. Alcanzado ese nivel, la asociación entre fumar y sensación de placer, tranquilidad, claridad mental o concentración es lo que dicen sentir quienes se niegan o, creen no poder, dejar el tabaco.

¡Nada más alejado de la realidad! Estar “enganchado” al cigarrillo obliga a seguir fumando y evita los síntomas que se generan cuando bajan los niveles de nicotina en la sangre.

Si antes de comenzar a fumar, no te ponía nervioso el no tener tabaco, ni te daba “mono” no fumar en una reunión ¿Qué ocurre ahora? Inconscientemente, fuiste poniendo barrotes para hacerte un prisionero dependiente de una sustancia en la que gastas tu dinero para quemar lo más preciado que tienes: TU SALUD.

Persistes en algo que comenzó siendo desagradable, que te quita el oxígeno y contamina tu organismo ¿Será que no te quieres o que piensas que no te pasará nada malo?

Dijo Buda: “Tú mismo así como cualquier otro en el universo entero merece tu amor y afecto”

 

¿Por qué es tan difícil dejar de fumar?

Las personas que fuman se enfrentan a dos situaciones:

#1. La nicotina contenida en el tabaco produce adicción.

Cuando se fuma un cigarrillo, la nicotina llega rápidamente al cerebro y alcanza su nivel máximo en los primeros 10 segundos de haber sido inhalada.

Como otras drogas, activa los circuitos del cerebro que producen sensaciones de placer lo que hace que el fumador continúe dosificándose a lo largo del día para mantener los efectos placenteros de la droga y evitar el síndrome de abstinencia.

#2. Tienen incorporado el hábito.

Asocian el cigarrillo con los momentos de relax, al tomar un café o simplemente al despertarse por las mañanas. Al repetir una y otra vez esa conducta se crean canales neuronales que facilitan la repetición del hábito de fumar que es responsable (según datos de la OMS) de 9 de cada 10 cánceres de pulmón y del 80 % de todos los cuadros de enfermedad obstructiva crónica (EPOC).

La mayoría de los fumadores consideran que el tabaco es dañino y desean reducir o eliminar su consumo al notar su dificultad para respirar, tener tos, cansarse al hacer ejercicio físico o simplemente al subir unas escaleras.

Piensa en los motivos por los que fumas y en las razones que tienes para dejarlo. Haz dos listas con ellos. Pega, en un lugar visible de tu casa, la lista de los para qué lo quieres dejar y léelo cada mañana o cuando te surja el deseo de fumar.

Beneficios de vivir sin tabaco

Vivir sin fumar mejorará tu aspecto físico, disfrutarás más de la vida, te librarás de una dependencia, no perjudicarás a nadie al tiempo que tendrás una mayor sensación de libertad y de superación personal.

Según la OMS, a los 20 minutos después del último cigarrillo se normalizan:

  • La presión arterial.
  • La frecuencia cardiaca.
  • La temperatura de las extremidades.

Después de 8 horas:

  • Bajan los niveles de nicotina y monóxido de carbono.

A las 24 horas:

  • Disminuye el riesgo de sufrir un infarto cardíaco.
  • Mejoran el olfato, el gusto y el aspecto de la piel.

Como adulto eres el único responsable de cuidar tu organismo. Demuéstrate la capacidad que tienes de liderar tu vida, sé consciente de tus decisiones y actos, protagoniza una vida plena donde tú eres el actor principal, no el cigarrillo.

Dejar el tabaco no es una tarea fácil, pero es lo ideal. Si lo estás intentando  te daré algunos consejos:

  • Haz ejercicio, mantén una vida activa.
  • Bebe mucho líquido.
  • Controla lo que comes.
  • Piensa en el día de hoy, no te obsesiones por el nunca más.
  • Piensa de manera positiva.
  • No busques excusas.
  • No fumes ningún cigarrillo más, piensa que todo comenzó con uno.

Si quieres dejarlo y crees que no puedes porque ya lo has intentado antes, ponte en contacto conmigo, te acompañaré para hacer realidad un cambio que modificará tu futuro.

Tu acción hace el futuro

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *