Qué llevas en la cabeza

herramientas

En una oportunidad fui invitado a dar una charla en un Instituto en Almeria y comencé la disertación preguntando a los alumnos: ¿Qué tienen en la cabeza?. A juzgar por los rostros de los niños debió haber sido una pregunta, al menos, inesperada. Sin embargo, desde el fondo de la clase, una voz firme y segura respondió “ Los recuerdos”, me pareció una respuesta genial para ser que la daba un niño de 15 años.

A partir de esta anécdota me surge la idea de escribir sobre “el equipaje” que acarreamos en nuestro día a día. Sin darnos cuenta todos llevamos una mochila, una caja fuerte escondida en alguna parte que nadie ve y un bolso con herramientas que vamos rellenando en el camino de la vida.

En la mochila llevamos los recuerdos de los momentos vividos, recuerdos de situaciones que emocionalmente nos impactaron, recuerdos de éxitos con los que nos comíamos el mundo y momentos en los que nos hundíamos en la desesperanza, recuerdos de personas queridas que ya no están físicamente, recuerdos de profesores, amigos, dolores, risas, esperanzas. Todo lo que lleves a cabo, de aquí para adelante en el camino de tu vida, pasará a formar parte de esa mochila.

A decir verdad, la llevamos con bastante comodidad  porque si no nos esforzamos, muchos recuerdos no se hacen presentes. Pero no pasa lo mismo con lo que más nos pesa del equipaje: la caja fuerte. En ella tenemos guardadas las frustraciones de no haber hecho, de no haber intentado, miedo a lo que puede pasar, tristezas, fobias, egoísmo, envidia, celos, sentimientos que nadie conoce y que ahí los tenemos bien guardados. Nosotros sí sabemos de su presencia y cargamos con ese peso que nos frena en nuestro camino.

¡No desesperes! Ya que tenemos la solución a nuestra carga en el bolso de herramientas.  En él tenemos todos los elementos necesarios para poder reparar aquello que nos frene en el trayecto a la felicidad, al éxito, a la obtención de nuestros objetivos y la creación de una vida maravillosa. Planteándolo así parece muy fácil, ¿no?. Cojo las herramientas y construyo la vida que quiero. Sin embargo, no es tan fácil ya que el 80 % de la población no trabaja en lo que quiere, el 40 % toma psicofármacos, y la depresión avanza entre nosotros a pasos agigantados.

El problema radica en que en el bolso es difícil encontrar el manual de instrucciones. Está mezclado entre tantas posibilidades, opciones, talentos y experiencias acumuladas que se nos dificulta saber como utilizar los recursos con los que contamos para armar el futuro.

Un secreto, el manual lo llevamos dentro, búscalo entre todo lo que tienes y verás que en la primera página dice que agradezcamos cada día la posibilidad de estar, de ser y de hacer, de poder, de vivir, reír, encontrarnos, compartir, crear, ayudar, enseñar, aprender, de ver el amanecer, respirar, amar. Para saber que dicen las páginas siguientes ponle pasión a la vida.

Tu acción hace el futuro.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *